Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico es una sustancia natural que está presente en nuestro cuerpo de forma habitual.  Con el paso del tiempo, el Ácido Hialurónico que poseemos en la dermis se va perdiendo, reflejándose externamente con la aparición de arrugas y la pérdida del contorno del rostro. Para disminuir su pérdida progresiva es posible aportar de forma externa  Ácido Hialurónico mediante microinyecciones en dermis. Este aporte permite hidratar la piel, reponer el volumen perdido y eliminar las arrugas de una forma sencilla y discreta.

 

Ácido Hilaurónico

 

“Los efectos del relleno de Ácido Hialurónico son prácticamente inmediatos, y permiten suavizar y/o eliminar las arrugas superficiales y profundas.”

Zonas se pueden rellenar con Ácido Hialurónico

  • Surcos nasolabiales y/o líneas de marioneta.
  • Arrugas periorales (código de barras).
  • Aportar volumen a los arcos malares (pómulos).
  • Perfilar y/o rellenar labios.

 

Ácido Hilaurónico -1

 

El Ácido Hialurónico es un producto muy versátil por lo que presenta muchas aplicaciones. Existen diversas presentaciones en función del tamaño de la molécula, que se usan en distintas localizaciones según la profundidad de las arrugas a tratar. El Hialurónico más denso se usa en arrugas profundas como los surcos nasolabiales, arrugas peribucales, y para recuperar el volumen perdido en labios. Otras arrugas más superficiales se tratan con Ácido Hialurónico de menor densidad.

Sin embargo no todas las arrugas faciales son susceptibles de un tratamiento aislado mediante rellenos con Ácido Hialurónico.

 

Ácido Hilaurónico -2

 

“Existen tambien arrugas de expresión que se forman debido a la contracción excesiva muscular se deben tratar con Toxina Botulínica, para relajar el músculo, y posteriormente tratar con Ácido Hialurónico para recuperar la pérdida de volumen.”

Este tratamiento es realizado por Médico Capacitado en la aplicación del Ácido Hialurónico,  Previa Cita a los Teléfonos 241-6256  /  242-2575

 

 

Además de las indicaciones estéticas ya mencionadas, se puede emplear  en el tratamiento de las cicatrices atróficas (acné, varicela, quirúrgicas o traumáticas), puesto que aportará el volumen perdido en el tejido dérmico cicatricial.Tras estudiar el área de tratamiento, se aplica en ella una crema anestésica que se dejará actuar durante 30 a 45 minutos. Se aplica el Ácido Hialurónico mediante micro-inyecciones en el área donde asienta el defecto, y el procedimiento suele durar un intervalo de tiempo de 15 a 30 minutos.

“Después del tratamiento el paciente se puede incorporar inmediatamente a su actividad habitual.”

Asimismo, podrá aplicarse su maquillaje habitual a las pocas horas. Si apareciera algún hematoma, se recomienda poner alguna crema según receta recomendada por el médico tratante. No es necesario masajear.

Una de las cualidades principales de estos rellenos es que su efecto es inmediato. El Ácido Hialurónico produce un aumento de la densidad de la dermis en el mismo momento de la aplicación, por lo que el beneficio se nota al instante. Cierto es que durante las dos semanas posteriores al procedimiento el material asienta y va absorbiendo el agua del tejido, por lo que durante este periodo se aprecia una mejoría adicional al resultado inmediato.

En términos generales, la duración del Ácido Hialurónico es de entre 6 a 18 meses. Existen distintos factores que hacen que el margen de duración sea tan amplio. Entre los más importantes están la densidad del producto empleado, la zona de aplicación y el ritmo del metabolismo de degradación del paciente. De cualquier manera, y dado que la reabsorción no es brusca sino que se produce de manera progresiva la pérdida del efecto se produce lentamente.

 

COTIZA

Especifique el tratamiento

Tratamientos Relacionados

Facebook